TRISTRAM SHANDY: INMENSO EXPERIMENTO NARRATIVO

 

    The Life and Opinions of Tristram Shandy, Gentleman es una novela humorística del escritor inglés del siglo XVIII Laurence Sterne, publicada en nueve volúmenes entre 1759 y 1767. En el momento de su publicación, la obra contó con una gran aceptación popular, sobre todo por su humor desenfadado, aunque la crítica se mostró reticente al considerarla extravagante en exceso. Desde entonces, lo habitual ha sido que la obra de Sterne haya sido elogiada por su originalidad, pero los críticos del siglo XIX llegaron a acusar al autor de plagiario debido a la gran cantidad de material literario que toma de otros autores de la época. Los comentaristas actuales, sin embargo, consideran que Sterne reelaboraba todo lo que usaba dotándolo de un humor y un ritmo especiales, siempre con una finalidad estilística bien definida. Hoy, Tristram Shandy se ha convertido en una de las novelas inglesas con más prestigio. Schopenhauer, por ejemplo, alabó el estilo de Sterne así como Goethe en su Wilhem Meister, que a su vez influyó en Nietzsche. La novela ha sido también muy valorada por los críticos formalistas del siglo XX por la variedad y dominio de técnicas narrativas y de estilos utilizados por Sterne, imitados a su vez por autores modernos de tanto prestigio como James Joyce, Virginia Woolf, Carlos Fuentes o Javier Marías.

    Tristram Shandy se presenta como una  autobiografía  del protagonista de la novela pero uno de los principales recursos literarios del autor es dar voz a un narrador que no se limita a contar su propia vida sino que añade constantemente explicaciones digresivas para contextualizar y dar más colorido a su historia. Tanto es así que el propio nacimiento del protagonista se retrasa hasta el tomo tercero y luego aparece como personaje solo brevemente en el tomo IV, para desaparecer en el VI. De este modo, más que el propio narrador, los personajes principales de la novela son los parientes de este: su padre Walter, su madre, el Tío Toby, o Trim, su criado, junto con muchos otros personajes secundarios como el criado Obadiah, el doctor Slop o el pastor Yorick. Este, en concreto, se convirtió en el seudónimo favorito del propio Sterne y en el protagonista de su segunda obra de ficción, Un viaje sentimental por Francia e Italia.

    Buena parte de la acción de la novela se centra en malentendidos entre los personajes, a los que dota de humor, sobre todo, la oposición de temperamentos de Walter, racional y sarcástico, con el Tío Toby, amable, sencillo y filántropo. Entre tanto, Tristram, como narrador, va discurseando sobre cualquier tema, como las prácticas sexuales en la pareja, la influencia del propio nombre en la vida de una persona, las exploraciones obstétricas, diferentes técnicas de guerra o las más peregrinas cuestiones de filosofía. De este modo, aunque Tristram aparece siempre como narrador y comentador, el libro contiene poco de su vida, solo la historia de un viaje por Francia y apuntes sobre unos cuantos percances que marcaron su biografía desde su primera edad, como la distracción de su madre en el momento de su concepción o la pintoresca teoría de su padre sobre la enorme importancia del propio nombre para el carácter y la fortuna de una persona.

    Una de las principales influencias de Sterne en el Tristram Shandy es el Gargantúa y Pantagruel de François Rabelais, su autor favorito, de quien se consideraba sucesor como escritor humorístico. De hecho, Sterne había escrito una piececita anterior llamada A Rabelaisian Fragment, que indica su familiaridad con la obra de este escritor francés renacentista. Pero más allá de Rabelais, el texto de su novela está lleno de referencias a los principales pensadores y escritores de los siglos XVII y XVIII, sobre todo los textos satíricos de Alexander Pope y Jonathan Swift, que también dan forma al humor de Tristram Shandy. A su vez, tanto los sermones de Swift como el ensayo de John Locke Sobre el entendimiento humano contribuyeron con sus ideas y su estructura a la concepción general de la novela. Otra de sus mayores influencias fue la del Quijote de Cervantes. Las frecuentes referencias a Rocinante, el carácter del Tío Toby, que recuerda a Don Quijote, y la utilización del humor cervantino en la descripción de sus personajes, así como la propia estructura, compleja y sofisticada, de la novela, que debe mucho a la segunda parte del Quijote, demuestran esta influencia de Cervantes. Finalmente, Tristram Shandy funciona también como una burla de los solemnes pasajes de ciertos autores respetados de su época. Los primeros cuatro capítulos, por ejemplo, ridiculizan fragmentos de la Anatomía de la Melancolía de Robert Burton, de quien también parodia desde su doctrinas religiosas a sus opiniones sobre la disciplina militar e incluso su uso constante de las acotaciones.

    Otra particularidad de la obra de Sterne que se ha hecho famosa es el empleo de determinados recursos gráficos: las pausas las va a representar mediante guiones de diferentes longitudes (-,--,----,...), que las ediciones modernas suelen suprimir; su importancia, sin embargo, es capital para la lectura de la obra, cuyo estilo se enmarca en el ámbito de la retórica oral: los guiones no representan incisos sino pausas que ayudan al ritmo de la dicción.

EDICIONES DIGITALES

    Texto original: http://www.tristramshandyweb.it/

    Traducción alemana: http://www.zeno.org/Literatur/M/Sterne,+Laurence/Roman/Tristram+Shandy

    Traducción francesa: http://gallica.bnf.fr/ark:/12148/bpt6k66318j

    Traducción castellana: