LA SEÑORITA JULIE: TEATRO NATURALISTA REVOLUCIONARIO

 

    Fröken Julie es una tragedia en un solo acto compuesta en Dinamarca en 1888 por el dramaturgo sueco August Strindberg a los 39 años, en una época en la que las relaciones con su esposa, Siri von Essen, ya estaban muy estropeadas. De hecho, uno de los aspectos biográficos a tener en cuenta en la interpretación de la obra es el complejo de inferioridad que Strindberg sentía en relación con su mujer, que pertenecía a una familia de la nobleza finesa, mientras que él era hijo de una criada, situación muy similar a la de los protagonistas.

    La señorita Julie pone en escena a una joven noble de veinticinco años, Julie, que durante la fiesta de la servidumbre de la noche de San Juan, aprovechando que su padre está ausente, trata de seducir a uno de los criados, Jean. Pero el padre de Julie regresa de improviso y, Jean, paralizado por el respeto que siente hacia su señor, es incapaz de huir con Julie. Esta, avergonzada y deshonrada, encuentra en el suicidio la única salida para su fracaso.

    Ambientada finales del siglo XIX en una pequeña ciudad sueca, la obra reflexiona sobre la compleja interacción entre clases y sexos diferentes. El contexto social que Strindberg sube a la escena recrea las profundas diferencias que había en la sociedad escandinava de la época entre la aristocracia decadente y una clase media burguesa en ascenso pero acomplejada. Pero el autor trata de profundizar también en los complejos procesos de represión y de liberación sexual en la época del primer feminismo.

    Julie, hija de un conde, es la protagonista, que intenta seducir a su criado Jean. Sus intentos de liberación personal, escapando a la presión de su clase social y de su familia, y de liberación sexual, entregándose al hombre que la atrae al margen de cualquier otra consideración, acaban ambos en fracaso. Su suicidio final debe relacionarse con una última forma de manifestar su superioridad de clase tras ser humillada. Frente a ella, Jean y Kristin representan dos formas diferentes de entender la pertenencia a la clase baja. Jean ve en la pasión de Julie una forma de ascenso social y de ruptura con el orden establecido; Kristin, por el contrario tiene muy claro que su destino está ligado a la clase social a la que pertenece.

    Strindberg tuvo problemas para editar y representar La señorita Julie. Su editor de Estocolmo consideró que la obra era demasiado naturalista para el público y cuando Strindberg finalmente consiguió publicarla fue muy atacado por la crítica, que la definía como inmoral. En cuanto a la representación, Strindberg hubo de fundar el Teatro Experimental Escandinavo en Copenague pero aun así la policía clausuró el espectáculo por orden de la censura danesa. Por fin, Strindberg estrenó su obra ante una audiencia de estudiantes, en 1889, con gran éxito. Tres años después fue representada también en Berlín pero de nuevo las protestas públicas llevaron al propietario del teatro a suspenderla tras la primera representación. Solo al año siguiente, ya en el Théâtre Libre parisino, su éxito fue definitivo.

    Strindberg pretende crear en La señorita Julie el primer drama naturalista, de acuerdo con las lecciones de Zola y la experiencia dramática de Ibsen. En su largo prefacio, compuesto a la vez que el texto, el autor desarrolla de forma teórica sus ideas. Según él, el dramaturgo es el encargado de acercar el mundo moderno a las clases bajas: el teatro se convierte en una forma de instrucción para los más humildes, sustituto en cierto modo de la propia religión. Luego, en la obra, Strindberg hace evidente que el placer de la vida ha de hacer frente a la crueldad de la sociedad, que inevitablemente lo sofoca. Pone en escena también el tema del suicidio de Julie, condicionada por el carácter de su madre, la atmósfera festiva de la noche de verano, la ausencia de la figura paterna, la influencia afrodisiaca de las flores... Todo esto hace que el carácter de la protagonista esté compuesto por muchas facetas muy diferentes. Este interés por la complejidad sicológica del ser humano es una de las características del naturalismo, que profundiza en el conocimiento del hombre a través de la observación de la vida real. La trama se desarrolla, por lo tanto, siguiendo la evolución sicológica de cada uno de los personajes y para mantener la idea de unidad en la complejidad, el autor elimina los intervalos, es decir, la división en actos. De este modo el público permanece concentrado en la acción sicológica representada en el escenario sin interrupciones hasta que concluye.

                             

EDICIONES DIGITALES

    Texto original: http://www.dramawebben.se/sites/default/files/StrindbergA_FrokenJulie-ocr.pdf

    Traducción inglesa: https://archive.org/details/missjulieotherpl00striiala

    Traducción alemana: http://gutenberg.spiegel.de/buch/2237/2

    Traducción francesa:

    Traducción castellana: http://www.ddooss.org/libros/August_Strindberg.pdf