POEMAS DE W. SZYMBORSKA: UNA REFLEXIÓN HUMANISTA

 

    Aunque la lírica de Wisława Szymborska merece ser calificada, sin duda, de trascendentalista, conviene dejar claro desde el principio que esa voluntad de trascendencia está relacionada, de forma paradójica, con el interés de la escritora polaca por la vida más real y cotidiana del ser humano al que va dirigida su obra. Puede decirse, por lo tanto, que Szymborska reflexiona, a lo largo de toda su producción poética, pero sobre todo en sus libros de poesía más importantes, a los que vamos a hacer referencia aquí, Wielka liczba (El gran número, 1976) y Koniec i początek (Fin y principio, 1993), sobre la trascendentalidad de la vida cotidiana.

    Procedente de una estética social, realista y convencional como era la poética socialista de sus primeros libros, Szymborska no llegó nunca a abandonar esa preferencia inicial por el mundo de lo cotidiano y por la realidad del ser humano concreto. Esta estética se ve reflejada, sobre todo, en un uso del lenguaje muy alejado de las grandes renovaciones creativas de las vanguardias de la primera mitad de siglo. En este sentido, la poesía de Szymborska se retrotrae a una concepción poética clásica, casi ilustrada, en la que las posibilidades del lenguaje literario quedan subordinadas a la exigencia de transmitir un sentido lógico y accesible en el poema, una serie de ideas más o menos embellecidas por el lenguaje pero que, ante todo, conmuevan e inciten al lector a reflexionar. Sin embargo, muy lejos del mero prosaísmo soviético o de la crítica social reformista, los versos de Szymborska reflejan un interés por la realidad intelectual y espiritual del ser humano que podríamos vincular con la mejor literatura existencialista europea de mediados del siglo. Pensemos, por ejemplo, en poemas como “El gran número”, que da título a uno de sus libros, en el que la autora reflexiona sobre la propia e irrenunciable individualidad, o el que es su poema más famoso -escrito tras la muerte de su compañero, el poeta Kornel Filipowicz-, “Un gato en un piso vacío”: en él la imagen del gato doméstico que nunca volverá a estar con su dueño, sirve como metáfora de la indefensión de la existencia frente a la muerte.

    Otra de las características de su poesía, la reflexión sobre los aspectos más íntimos de la realidad, pone en relación a la autora con ciertas tendencias del simbolismo prevanguardista, como podemos ver en composiciones como “Nubes”, “Visto desde arriba” o “El número Pi”, donde la realidad más cotidiana, como el escarabajo muerto del segundo poema, pone en contacto el mundo real y la naturaleza con dimensiones vitales y espirituales propias tan solo del ser humano y de su conciencia. De este modo, a través de intuiciones concretas y sencillas, su preocupación por la realidad del ser humano y por sus problemas cotidianos abre para Szymborska un camino que conduce a las grandes cuestiones existenciales que siempre han ocupado a los filósofos: la indisociable relación entre la muerte y la vida, la presencia del mal en la sociedad, la imposibilidad de acceder al sentido de la vida, el continuo e inasible paso del tiempo… Todos estos temas, que dan forma a poemas tan memorables como “Fin y principio”, “Odio”, “Amor a primera vista” o “Día 16 de mayo de 1973”, forman lo más característico de la temática de la autora.

    Desde el punto de vista formal, la poesía de Wisława Szymborska es clara y sencilla. Su léxico, esencialmente cotidiano, apenas recurre ni a los registros más cultos de la lengua ni a la vulgaridad o las jergas, y su retórica tan solo hace uso, habitualmente, de evidentes metáforas, juegos de palabras sin demasiada complejidad y, sobre todo, la ironía. Resulta sorprendente que este lenguaje, que habitualmente se consideraría tan poco poético, sea el que más útil le resulte a la autora para plantear cuestiones esenciales como la que da contenido a “El cielo”, poema que abre Fin y principio, en el reflexiona sobre la unidad del mundo, natural y espiritual, al que pertenece el ser humano, y que termina con dos de los versos más famosos de Szymborska: “Mis señas personales / son el entusiasmo y la desesperación.” [E. G.]

 

EDICIONES DIGITALES

 

    Texto polaco original: http://wiersze.doktorzy.pl/kot.htm

    Traducción española: http://www.poesiademujeres.com/2012/02/wislawa-szymborska-un-poema-especial-un.html

    Traducción inglesa: http://www.nybooks.com/articles/1993/10/21/cat-in-an-empty-apartment/

    Traducción francesa: http://www.francopolis.net/francosemailles/trad-Szymborska-Chat.html

    Traducción alemana: http://transling.eu/wislawa-szymborska/