DIÁLOGO DE GALILEO: LA RAZÓN DE UN MUNDO NUEVO

     Diálogo sobre los dos máximos sistemas del mundo (en italiano Dialogo sopra i due massimi sistemi del mondo) es la más famosa y una de las principales obras del científico italiano Galileo Galilei. Fue publicada en Florencia en 1632, e inmediatamente provocó una fuerte polémica, que finalizó en acusación formal por "sospechas graves de herejía" ante la Inquisición y posterior condena del autor. El libro fue a continuación incluido en el Index de publicaciones prohibidas, del cual no fue eliminado hasta 1822.

     En este libro —escrito con fines divulgativos en italiano y no en el latín usual de la bibliografía académica de la época— Galileo utiliza tres personajes que durante cuatro días dialogan sobre las visiones aristotélica–ptolemaica y copernicana del Universo:

  • Salviati, defensor del sistema copernicano. Representa la propia visión de Galileo. El nombre proviene del apellido de uno de sus amigos: Filipo Salviati.
  • Simplicio, quien aboga por el sistema de Ptolomeo y Aristóteles. Es un férreo defensor de los fundamentos aristotélicos.
  • Sagredo es un neófito inteligente que representa la visión neutral de quien busca la verdad sin aferrarse a dogma alguno.

     A pesar de que el libro está presentado formalmente como una consideración de ambos sistemas, no hay duda de que el desarrollo de los argumentos copernicanos obtiene y por mucho las preferencias del autor. El personaje de Simplicio claramente se encuentra superado en inteligencia e información por el de Salviati.

     Los temas básicos de las discusiones de la obra se pueden dividir en cuatro bloques:

  • Refutaciones a las objeciones interpuestas por los filósofos tradicionales, por ejemplo, el experimento del pensamiento en la nave, exposición clásica del marco inercial de referencia que refuta las objeciones ingenuas sobre la naturaleza del movimiento
  • Observaciones que son incompatibles con el modelo Ptolemaico, por ejemplo, las fases de Venus, que dicho modelo excluye, o los movimientos observados de las manchas solares.
  • Discusiones que demuestran la invalidez de la elegante teoría unificada de los cielos que los filósofos tradicionales sostenían, creada para probar que la Tierra era inmóvil, por ejemplo, la existencia de montañas en la Luna, de las mismas lunas de Júpiter y de las manchas solares.
  • Explicación directa del movimiento de la Tierra por medio de una argumentación relacionada con el fenómeno de las mareas y la dinámica oceánica.

 

EDICIONES DIGITALES

ITALIANO: http://pinakes.imss.fi.it:8080/pinakestext/annotate.seam?conversationId=1101

INGLÉS: http://archimedes.mpiwg-berlin.mpg.de/cgi-bin/toc/toc.cgi?step=thumb&dir=galil_syste_065_en_1661

ALEMÁN: http://archive.org/stream/dialogberdiebe00galiuoft#page/n5/mode/2up

CASTELLANO (incompleto): http://dgb.conaculta.gob.mx/cerebro/coleccion/coleccion_pdf/31000000466.PDF