GARCI RODRÍGUEZ DE MONTALVO: AMADÍS DE GAULA

 

    Los quatro libros de Amadis de Gaula es la primera, la más influyente y la mejor del enjambre de novelas de caballerías que lograron un gran éxito popular a lo largo del siglo XVI en la península ibérica y en buena parte de Europa. Aunque se sabe que una novela similar con el título de Amadís existe al menos desde el siglo XIV, la versión que ha llegado hasta nosotros es la ampliación de Garci Rodríguez de Moltalvo, impresa en castellano en 1508. Sin embargo, es probable que existiera con anterioridad una versión portuguesa, que en el siglo XV se atribuía a un tal Vasco de Lobeira, pero que no se ha conservado. En cualquier caso, abundan los testimonios sobre la difusión de la obra ya a finales del siglo XIV y a lo largo de todo el XV. Hacia 1480 Garci Rodríguez de Montalvo, caballero de Medina del Campo, en Castilla, decide elaborar una refundición corregida de antiguos manuscritos, divididos en tres libros, y le añade uno nuevo.

    El Amadís se inicia con los amores furtivos del rey Perión de Gaula con la infanta Elisena de Bretaña, cuyo hijo, Amadís, es abandonado en una barca. Este, rescatado y criado por el caballero Gandales, va después en busca de sus verdaderos orígenes, lo que le lleva a participar en fantásticas aventuras, protegido por la hechicera Urganda, perseguido por el mago Arcalaus y enamorado siempre de la princesa Oriana, hija del rey Lisuarte de Gran Bretaña. Al parecer, en su forma original la historia acababa con la muerte de Amadís en lucha con Esplandián, hijo suyo al que no conoce, y el suicidio de Oriana. En la versión de Montalvo, en cambio, Lisuarte y Amadís hacen las paces y reconocen la identidad de Esplandián. Después, Amadís sucede a Lisuarte en el trono.

    La versión de Montalvo constituyó un enorme éxito en toda Europa, siendo traducida a las principales lenguas de cultura de la época, como el francés (1540), el italiano (1547), el alemán (1569) o el inglés (1590). Además, varios autores de diferentes países escribieron secuelas del Amadís como Las sergas de Esplandián del propio Montalvo o el Palmeirim de Inglaterra de Francisco de Morais.

    Amadís es el héroe más representativo de las novelas de caballerías hispánicas. Sus aventuras se desarrollan a lo largo de cuatro libros que presentan una completa idealización y simplificación de los ideales del caballero andante. La tradición artúrica proporciona al Amadís su estructura, universo y valores, un mundo de aventuras caballerescas en un universo de maravilla. La mayoría de los personajes son princesas, doncellas o caballeros propios de las novelas de caballerías anteriores y su propia geografía, con referencias a localidades inglesas así como a Normandía, Gales o Bretaña, es también completamente artúrica. Curiosamente, inserto en esta tradición europea, Amadís de Gaula parece ser una creación peninsular aunque su datación y su autor sigan siendo grandes incógnitas.

    Es imprescindible mencionar también la enorme fecundidad de la obra de Montalvo. Además de las traducciones europeas mencionadas, su obra contó con 19 ediciones castellanas entre 1508 y 1586 y las obras inspiradas directamente en él son innumerables tanto en secuelas narrativas en las que se desarrollaban las hazañas de sus nietos, bisnietos, otros familiares y compañeros del héroe como en todo tipo de textos literarios como la Tragicomedia de Amadís de Gaula de Gil Vicente o el propio Quijote, al que el Amadís proporciona la base argumental y temática sobre la que Cervantes construye su burla de las novelas de caballerías. Desde una perspectiva cultural más amplia, la influencia de Amadís fue también enorme, hasta el punto de que el nombre de California procede de Las sergas de Esplandián, la continuación que el propio Montalvo escribió a su obra.

 

    EDICIÓN DIGITAL: http://bdh-rd.bne.es/viewer.vm?id=0000148939&page=1