EL MAESTRO Y MARGARITA: SÁTIRA CONTRA EL ESTALINISMO

    Mijail Bulgákov había escrito ya una primera versión de El Maestro y Margarita en 1928 pero por miedo a la censura la destruyó y no volvió reescribirla hasta 1936. Todavía siguió trabajando en la versión final hasta días antes de su muerte, en 1940, y finalmente fue su mujer, Yelena, quien la terminó al año siguiente. También su publicación fue muy complicada puesto que solo en 1966 vio la luz en Moscú una primera versión censurada del libro, que eliminaba el 12% del texto. Al año siguiente, en Fráncfort apareció la primera edición completa, mientras que en la URSS no lo hizo hasta 1973. De todos modos, al quedar la novela inconclusa, los capítulos finales de las ediciones actuales no son más que borradores añadidos por Bulgákov al manuscrito original.

    La novela se desarrolla en dos grandes escenarios. El primero es la ciudad de Moscú en la década de 1930 y en concreto los ambientes burocráticos y literarios del mundillo cultural soviético. La capital de la URSS recibe la visita de Satán disfrazado como Vóland, un misterioso mago de origen incierto que llega acompañado de su asistente, Fagot, un travieso gato parlante llamado Beguemot y otros personajes pintorescos. Este fantasioso grupo de desconocidos provoca todo tipo de absurdos y divertidos conflictos entre la élite literaria soviética y, sobre todo, entre los miembros de su sindicato, el MASSOLIT, infestado de arribistas, burócratas y aprovechados. En una trama paralela, ya en la segunda parte de la novela, encontramos a Margarita, la amante del Maestro, que acepta una oferta de Vóland, convirtiéndose en una bruja de poderes sobrenaturales la noche del Baile de Primavera de la Luna Llena, o Noche de Walpurgis, que coincide con la del Viernes Santo.

    El segundo escenario es la Jerusalén de Poncio Pilatos, episodio bíblico del que se hacían eco las páginas de la rechazada novela del Maestro. El acontecimiento que se relata es el encuentro entre Poncio Pilatos y Yoshúa Ga-Nozri (Jesús de Nazaret), su reconocimiento de que existe una afinidad entre ambos, y la pasiva entrega de este último a aquellos que querían matarlo. Existe una relación compleja entre Jerusalén y Moscú a través de la novela, a veces polifónica y a veces como un contrapunto. De hecho la fiesta de Margarita en Moscú evoca la misma luna llena primaveral en la que el destino de Cristo es sellado por Pilatos, antes de ser crucificado en Jerusalén.

    En relación con esta parte de la novela, El Maestro y Margarita es una obra literaria que se pregunta sobre todo por el sentido de la moral. Jesús es condenado a muerte por el Sanedrín aunque no es un criminal y Dios, al aceptar la muerte injusta de su hijo para lavar los pecados humanos, es indirectamente responsable de una injusticia, la muerte de un inocente. De forma contrapuesta, la llegada de Satán a Moscú confirma esta perturbación del sentido de la moral. Vóland aporta humor y fantasía a un mundo austero y triste, introduce lo irracional y la mística en una sociedad limitada por un racionalismo absurdo y un ateísmo forzado. De este modo, el Diablo se convierte en un opositor de régimen totalitario estalinista, y no aparece como la encarnación del mal sino, al contrario, como el símbolo de la pasión por la vida y por la libertad. La novela está muy infuida por el Fausto de Goethe y, desde su encabezamiento, tomado de la obra alemana, plantea la compeja interacción entre el bien y el mal, explorando también temas como la responsabilidad del escritor frente a la autoridad y la libertad de espíritu en un mundo aprisionado por la burocracia.

    El amor y la sensualidad son también temas dominantes de la novela, representados por el amor apasionado que siente Margarita por el Maestro. De todos modos, la novela admite muy diferentes lecturas: novela de humor, alegoría filosófica, sátira del sistema soviético e incluso de la vanidad de la vida moderna en general. En el contexto de la Rusia soviética es, sobre todo, una apología de la libertad de los artistas y un rechazo del conformismo.

    En cuanto al estilo, Bulgákov emplea tonos completamente diferentes en las distintas secciones. Los capítulos de Moscú, que afectan al mundo más "real e inmediato", están escritos con un ritmo más vivo y un tono como de farsa, mientras que los capítulos de Jerusalén lo están en un estilo hiperrealista. El estilo de la narración cambia libremente de la jerga de los burócratas soviéticos al impacto visual del cine negro. A veces la presentación se realiza desde la perspectiva de una voz omnisciente, a veces como si el lector fuera parte de la escena y en todo momento hay decenas de personajes en el centro de las más variadas escenas.

 

EDICIONES DIGITALES

    ORIGINAL RUSO: http://bravo-begemot.blogspot.com.es/2010/06/chapter-1-never-talk-to-strangers.html

    TRADUCCIÓN INGLESA: http://web.archive.org/web/20110606093139/http://lib.ru/BULGAKOW/master97_engl.txt

    TRADUCCIÓN ALEMANA: http://vk.com/doc143790965_280242130?hash=2e8cb93432e5c107c9&dl=521014fd66cc62ffbe

    TRADUCCIÓN FRANCESA: http://www.bouquineux.com/index.php?telecharger=379&Boulgakov-Le_Maitre_et_Marguerite

    TRADUCCIÓN CASTELLANA: http://minilink.es/15o3