MONTESQUIEU: TEORÍA POLÍTICA PARA LA EUROPA MODERNA

    Charles Louis de Secondat, señor de la Brède y barón de Montesquieu, nació en 1689 en el Château de la Brède, a pocos kilómetros de Burdeos. Su familia pertenecía a la llamada nobleza de toga, es decir, se había ennoblecido ejerciendo de puestos importantes en las magistraturas del Estado. A su vez, su madre era la heredera de una importante fortuna que aportó el baronazgo de La Brède a la familia Secondat.

    El futuro escritor siguió la carrera de Derecho de acuerdo con la tradición familiar, primero en la Universidad de Burdeos y más tarde en París, entrando en contacto con los intelectuales de la capital francesa. En 1714, tras la muerte del padre, vuelve a La Brède y ejerce como consejero en el Parlamento de Burdeos. Al mismo tiempo, pasa a vivir bajo la protección de su tío, el barón de Montesquieu, quien a su muerte en 1716 le dejará como legado tanto su fortuna como su título de barón y el cargo de Presidente del Parlamento (1716-1727). En esta parte inicial de su vida, Montesquieu se apasiona por las ciencias y lleva a cabo experiencias científicas de anatomía, botánica, física... Incluso redacta tres trabajos que dan buena muestra tanto de su talento como de su amplia curiosidad intelectual: las causas del eco, las grándulas renales y la gravedad de los cuerpos. Pero su función de magistrado le aburre, por lo que termina vendiendo el cargo y dedicándose a viajar por Europa observando costumbres e instituciones de los diferentes países. También participa ocasionalmente de la vida mundana y elegante de algunos de los principales salones de París.

    Pronto recibe reconocimiento literario por la publicación de su obra Lettres persanes (Cartas persas, 1721). Publicada de forma anónima en Amsterdam, se trata de una sátira basada en la correspondecia imaginaria de un visitante persa de paseo por París, que subraya los absurdos de la sociedad francesa contemporánea. Es tal el éxito que consigue Montesquieu como escritor gracias a esta obra que ingresa en la Academia Francesa ya en 1728. A continuación, se traslada a Inglaterra, en 1729, siendo elegido miembro de la Royal Society, estancia que resulta crucial para su desarrollo intelectual. Esta es la época en la que también se inicia en la masonería, algo que le traerá problemas posteriormente con las autoridades de Burdeos, aunque nunca renunció a participar en las reuniones de las logias bordelesas y parisinas.

    Poco después publica la segunda de las obras que cimentaron su renombre en la época: Considérations sur les causes de la grandeur des Romains et de leur décadence (Consideraciones sobre las causas de la grandeza y decadencia de los romanos, 1734), un tratado de filosofía de la Historia de bastante influencia durante la Ilustración ya que insistía en la importancia de las cuestiones sociales, económicas y políticas en la evolución de una sociedad, más allá de los grandes personajes y las grandes batallas. 

    Pero su obra magistral fue El espíritu de las leyes, que publicó en Ginebra de forma anónima en 1748, después de catorce años de trabajo. Rápidamente consiguió una enorme influencia en gran parte de Europa, especialmente en Gran Bretaña, aunque en Francia tuvo una recepción fría. También sufrió también duras críticas, sobre todo de los jansenistas y los jesuitas e incluso la Iglesia Católica prohibió l'Esprit  —junto con muchos de los escritos de Montesquieu— en 1751 y lo incluyó en el Index Librorum Prohibitorum. A estos ataques Montesquieu replicó, en 1750, con una defensa de esta obra, que no evitó, sin embargo, su censura por Roma en 1751.

    En 1753 fue nombrado director de la Academia Francesa, cuando ya sufría una severa reducción de su vista que hizo que en el momento de su fallecimiento, en 1755, en París a la edad de 66 años, estuviera completamente ciego.

    Montesquieu desarrolló las ideas de John Locke acerca de la división de poderes en su obra El espíritu de las leyes, en la que manifiesta una gran admiración por las instituciones políticas inglesas. Por todo ello, se lo considera uno de los precursores del liberalismo y el intelectual que elaboró la teoría de la separación de poderes.

    Por otra parte, dos son fundamentalmente los puntos en que los diferentes autores insisten al señalar la aportación original de Montesquieu al estudio científico de las sociedades humanas y de sus sistemas políticos:

-          Acomete la tarea de describir la realidad social según un método analítico y positivo que no se detiene en la pura descripción empirista de hechos, sino que intenta organizar la multiplicidad de datos de la realidad social en un reducido número de tipos.

-          Procura dar una respuesta sociológica a la aparente diversidad de los hechos sociales, bajo el supuesto de que existe un orden o causalidad de estos hechos susceptible de una interpretación racional.

 

PRINCIPALES OBRAS

    Cartas persas (1721)

    Consideraciones sobre las causas de la grandeza de los romanos y de su decadencia(1734)

    El espíritu de las leyes (1748)

    La defensa de «El espíritu de las leyes» (1750)