CARLO GOLDONI: NUEVO ESPÍRITU PARA LA VIEJA COMMEDIA

     Carlo Goldoni, dramaturgo veneciano, nació en 1707 en una familia burguesa con serias dificultades financieras. Tenía cinco años de edad cuando su padre Giulio se mudó a Roma, dejándolo solo con su madre. Estudió Derecho y se licenció en Padua, pero en 1733 huyó a Milán para emprender la carrera de escritor teatral.

     Dado el clamoroso fracaso del melodrama lírico Amalasunta, del que escribió el libreto, Goldoni comprendió que su futuro estaba en el teatro cómico. De vuelta a Venecia, escribió su primera obra de éxito en 1738 y en 1743 La donna di garbo, primer texto para el que escribió todos los papeles. Empezó así la revolución goldoniana del teatro que marcó el fin de años de la interpretación "improvisada". La reforma de Goldoni se debió al encuentro con Girolamo Medebach, importante empresario del teatro Sant'Angelo de Venecia: tras abandonar definitivamente su carrera de abogado, el comediógrafo escribió para la compañía veneciana una de sus primeras grandes obras, La vedova scaltra (1748). A pesar de las críticas de sus adversarios y las quejas de los actores, Goldoni defendió su revolución, basada en la recuperación de la dignidad literaria del texto y en el paso de la comedia de "enredo" a la de "carácter", centrada en la profundización psicológica de los personajes y la observación de la vida real, con la consiguiente eliminación de las máscaras. En 1750 el autor publicó dieciséis "comedias nuevas" que había escrito en un año, entre las que se encuentran La famiglia dell'antiquario, La serva amorosa y, sobre todo, La locandiera (La posadera), que marcó la consagración del autor.

     Exasperado por la rivalidad con Pietro Chiari, que ocupó su lograr en el teatro Sant'Angelo, y con Carlo Gozzi, Goldoni pasó a trabajar en el teatro San Luca donde permaneció hasta 1762. Convocado en París como director artístico de la "Comédie italienne", Goldoni tuvo sus más y sus menos con los cómicos del arte, aún más decididos que en Italia a defender su teatro de la improvisación, y con la frialdad del público francés. A pesar de su deseo de volver a Italia, el comediógrafo fue retenido por Luis XV que, en 1765, le llamó a la Corte como maestro de italiano de sus hijas. Goldoni permaneció veinte años en Versalles donde organizó espectáculos para el palacio real y para los teatros de París. Mientras en Venecia los editores imprimían sus obras, Goldoni, viejo y enfermo, vivía con una pensión real que se le revocó al estallar la Revolución Francesa; de este modo, pasó esta última etapa de su vida en París en la miseria hasta su muerte, en 1793.

     En alguna de sus obras todavía mantuvo personajes enmascarados de la Commedia dell'Arte, que dominaba la escena italiana en aquel tiempo; pero en general reaccionó contra este estilo, otorgando especial relevancia a la descripción de los personajes y las circunstancias que rodean la acción, escribiendo comedias contemporáneas con personajes realistas. Además, Goldoni colaboró con Baldassarre Galuppi en un gran número de óperas. Sus libretos fueron posteriormente empleados por otros compositores.

 

PRINCIPALES OBRAS

  • Il servitore di due padroni (1745)
  • La vedova scaltra (1748)
  • La putta onorata (1749)
  • La famiglia dell'antiquario (1750)
  • La locandiera (1751)
  • L'Arcadia in Brenta de Baldassare Galuppi (1749)
  • Il mondo della luna (1750)
  • Lo speziale de Joseph Haydn (1768)