W. IRVING: LOS INICIOS DE LA LITERATURA ESTADOUNIDENSE

    Washington Irving nació en Nueva York en 1783 en una familia de comerciantes pobres, que le pusieron su nombre en honor al primer presidente de los EE.UU. Concluyó estudios de Derecho, aunque ejerció poco tiempo. Después, entre 1804 y 1806, viajó por Europa visitando Marsella, España y Roma.

    Entre los años 1802 y 1803 comenzó a escribir algunos artículos para el periódico de Nueva York Morning’s Chronicles, editado por su hermano Peter. En 1809 apareció su Historia de Nueva York contada por Dietrich Knickerbocker. Se trata de un relato humorístico y satírico que tuvo una gran acogida por parte del público y le proporcionó una enorme fama. Después marchó a Liverpool como socio de la empresa comercial que compartía con su hermano. Allí trabó amistad con importantes hombres de letras como sir Walter Scott, pero la empresa familiar quebró en 1818 e Irving se consagró ya por completo a la literatura en Europa, donde permanecerá diecisiete años entre 1815 y 1832. Habitó sucesivamente en Dresde (1822–1823), Londres (1824) y París (1825). En Inglaterra mantuvo una relación romántica con la escritora Mary Shelley, viuda del poeta Percy Bysshe Shelley.

    Utilizó en algunos escritos el pseudónimo de Geoffrey Crayon, como en el Libro de apuntes de Geoffrey Crayon de 1820. En este libro se incluyen dos de sus cuentos más famosos: La leyenda de Sleepy Hollow y Rip Van Winkle, inspirados en los cuentos populares alemanes.

    Fue a España llamado por el embajador de su país para que estudiara en El Escorial los documentos relativos al descubrimiento del Nuevo Mundo (1826–1829). Este encargo constituyó el comienzo de su carrera diplomática, que le llevará a ser embajador de los Estados Unidos en Madrid (1842–1845). Sus largas estancias en España le permitieron conocer profundamente la historia y la literatura española e identificarse de tal modo con su espíritu, que llegó a ser un gran hispanista. Fruto de esta actividad fueron su Historia de la vida y viajes de Cristóbal Colón (1828) y sus famosos Cuentos de la Alhambra (1832), donde refunde para el público inglés las más conocidas leyendas hispanoarábigas. También escribió biografías que se convirtieron en éxitos de venta y, de hecho, fue el primer norteamericano en alcanzar la celebridad como escritor profesional. Murió rodeado de su familia y con un gran duelo público en el estado de Nueva York en 1859. Está sepultado en el cementerio de Sleepy Hollow, la aldea de sus más conocidos cuentos.

 

PRINCIPALES OBRAS

     Historia de Nueva York (1809)

     Libro de apuntes (1819–1820)

     Cuentos de la Alhambra (1832)

     Viaje por las praderas (1835)

     Vida de Washington (5 volúmenes, 1855–1859).