ADAM MICKIEWICZ: LITERATURA Y ACTIVISMO NACIONALISTA

 

    Adam Mickiewicz nació en 1798 en una zona del Imperio Ruso que hoy pertenece a Bielorrusia pero que hasta tres años antes de su nacimiento había formado parte del Gran Ducado de Lituania, en el reino de Polonia. De hecho, la nobleza de la zona, a la que pertenecía la familia del poeta, los Poraj, era de origen polaco. Mickiewicz se educó en un colegio de dominicos donde recibió una educación católica y polaca sin que llegara a sobresalir en sus estudios. Luego entró en la universidad de Vilnius donde estudió para ser profesor, profesión que ejerció en el instituto de Secundaria de Kaunas entre 1819 y 1823.

    Publicó su primer poema en 1818 en un periódico de lengua polaca y en los años siguientes su estilo fue pasando del sentimentalismo y el Neoclasicismo al Romanticismo. Por esa época publica las partes II y IV de la que será su más importante obra lírica, Los Antepasados, y en 1820 acaba otro poema significativo que, sin embargo, no se publicará hasta varios años después al ser considerado demasiado patriótico y revolucionario, la Oda a la juventud. Ese mismo año conoce al amor de su vida, Maryla Wereszczakówna, con la que no puede casarse debido a sus orígenes relativamente modestos, al menos en relación con ella: Maryla está ya prometida a un conde, con el que se desposará en 1821.

    En 1817, Mickiewicz, aún estudiante, había fundado con otros amigos una sociedad secreta, los Philomatas, ligada a otra más radical, los Philaretas, que luchaba por una Polonia independiente. Por esta militancia Mickiewicz es encarcelado en 1823 en Vilnius primero y exiliado a Rusia central después. A pesar de todo, pasa los cinco años siguientes entre San Petersburgo y Moscú con una pequeña temporada en Odessa y Crimea en 1825, siguiendo, en cierto modo, los pasos de Pushkin, con el que entablará amistad posteriormente en Moscú. De esta estancia proceden los Sonetos de Crimea, publicados al año siguiente.

    Mickiewicz es acogido en los principales círculos literarios rusos, donde halla éxito gracias a sus maneras impecables y a su talento extraordinario para la improvisación poética. Es en Moscú donde conoce a Celina Rzewuski, con la que se casará años más tarde en París, y donde llega a entablar relaciones con algunos líderes decembristas, gracias a los cuales consigue por fin un pasaporte que le permite marchar a Europa occidental. De 1828 es su poema épico Conrad Wallenrod, de contenido patriótico y subversivo.

    Entre 1829 y 1830 Mickiewicz viaja por Weimar y Berlin, donde conoce personalmente a Hegel y a Goethe, Praga, Venecia, Florencia y Roma, donde se entera de la insurrección de Polonia. De inmediato atraviesa Europa de nuevo con un pasaporte falso para regresar a Polonia. Sin embargo, no puede decirse que Mickiewicz participara directamente en la sublevación ya que él permaneció en la Gran Polonia prusiana, donde fue bien recibido por la nobleza polaca, pero la gran insurrección se desarrolló en la Polonia rusa.

    En 1832 Mickiewicz se instala en París, donde se convierte en un miembro activo de la diáspora polaca como periodista y como poeta. También en 1834 aparece su poema épico Pan Tadeusz, que marca el final del periodo más prolífico de su vida. Ese mismo año se casa con Celina, con la que tendrá seis hijos pero con la que la vida marital llegará a ser tan difícil que en 1838 el poeta intentará suicidarse debido a sus problemas conyugales. De hecho, Mickiewicz y su familia vivieron en una relativa pobreza ya que durante años su fuente principal de ingresos era la publicación irregular de sus obras y las ayudas esporádicas de algunos mecenas.

    En 1838 es nombrado profesor de literatura latina en Lausanna, Suiza, con tanto éxito que cuando el Collège de France crea una cátedra de lenguas eslavas, es elegido él también para ocuparla. Allí enseña durante tres años, hasta 1844. Sin embargo cada vez se siente más atraído por el misticismo y critica a la iglesia católica, lo que hace que algunas de sus obras entren en el Índice de libros prohibidos y le causa problemas con el gobierno francés.

    En 1846, tras la sublevación de Cracovia, vuelve a la política. Forma parte de una delegación polaca recibida en audiencia por el papa Pío IX, al que pide que apoye a las naciones oprimidas que se han sublevado durante la revolución del 48. Poco después, organiza una unidad militar para ayudar a los insurgentes, con la esperanza de liberar Polonia y los otros países eslavos. Esa “legión Mickiewicz” nunca tuvo otro valor que el simbólico y ese mismo año el poeta regresa a París sin haber intervenido en ninguna acción militar. Allí recibe una propuesta para dar clases en la universidad de Cracovia, vetada de inmediato por las autoridades austriacas.

    En 1849 funda en París un periódico en lengua francesa, La Tribuna de los pueblos, en el que apoya la democracia y el socialismo, así como los ideales propios de la Revolución francesa y de la época napoleónica. Esas ideas, liberales y revolucionarias, le llevan a perder su puesto en el Collège de France.

    En 1855, durante la guerra de Crimera, Mickiewicz se tralada Constantinopla, para organizar tropas polacas que combatan junto a los turcos contra Rusia. Sin embargo, cae enfermo durante la visita a un campamento miliar y muere en 1855, probablemente de cólera. En 1890 su cuerpo fue trasladado de París a Cracovia y está enterrado en la catedral de Wawel.

    Aunque su obra literaria no ocupa más que quince años de su vida, Adam Mickiewicz es uno de los más grandes poetas románticos europeos y está considerado el padre espiritual de la literatura polaca moderna. Su éxito literario casi inmediato y su compromiso político le confirieron un papel de jefe moral reconocido por toda la nación polaca.

PRINCIPALES OBRAS

    Baladas et romances (1822)

    Los antepasados (1823-1861)

    Sonetos de Crimea (1826)

    Conrad Wallenrod (1828)

    Pan Tadeusz (1834)