LAS 100 MEJORES POESÍAS DE LA LÍRICA EUROPEA

INTRODUCCIÓN

 

    La selección de esta nueva antología, solo lírica ahora, cinco años después de la Antología Mayor, repite, en buena medida, los criterios de esta, ampliando el atrevimiento por parte del antólogo. Después de 40 años de lecturas y 30 de estudios, la selección personal de un centenar de grandes obras de la literatura europea podía ser presuntuosa pero también razonable. Ese mismo objetivo, aún más acotado, tiene ya algo de desfachatez, que solo puede justificar la permanente dedicación ofrecida a sus lectores por el redactor de estas páginas durante más de seis años. Se trata de una especie de reto a mí mismo: “¿A qué no eres capaz de hacerlo?” Entiéndanse, pues, estas páginas como una tentativa, solo un primer acercamiento, incluso si llegara a su fin. Pues hoy, más de un año después del comienzo, todavía no cuento con los 100 poemas. Eso sí, faltan muchos menos de los que me temía y, si me he decidido, por fin, a escribir esta Introducción es porque ahora me veo capaz de terminarla, le veo por primera vez el culo al caldero, que diría mi madre.

    Por ello puedo afirmar ya que los criterios de selección han sido similares: habrá poemas de todas las épocas de la literatura europea, desde el siglo  VIII  hasta la actualidad y, en general, de cualquier lengua y región, sin cupos, por supuesto: esto es una antología, no la Comisión Europea. He seleccionado poemas “canónicos” de grandes autores como  Vogelweide , Ronsard, Shakespeare, Lope o Pessoa, pero solo uno por autor, sin excepciones, para dar entrada a otros que son famosos sobre todo en sus países de origen como  Skallagrímsson , Gryphius, Lomonósov, Prešeren o  Rosalía … En muchos casos he buscado el poema famoso que figuraría en cualquier antología como los de Villon, Cetina, Milton, Schiller o Apollinaire pero también he dado cabida a otras composiciones que responden a mi experiencia individual de lector de poesía como Pangur ban, el caligrama de Rabano Mauro, la Boda de negros de Quevedo, el soneto de Barret Browning o los poemas de Uxío Novoneyra.

    En todos los casos mi trabajo ha sido el mismo, tras la selección: búsqueda del texto original y de una traducción al castellano y redacción de un comentario personal sobre el poema. Para lo primero, mi propia biblioteca y el Babel de internet han sido suficientes. Más difícil están siendo los comentarios. Es fácil, elemental, tener una rápida impresión del texto una vez leído y seleccionado, pero lo es mucho menos enriquecer esa primera sensación con un mínimo de información técnica. No soy un rétor ni un crítico profesional que considere la expresión de mis gustos explicación suficiente del texto. Me interesa justificar qué hay en el poema, aparte de mis apreciaciones personales, que merezca el comentario: ¿Qué quiso hacer el poeta? ¿Cómo? ¿Cuál ha sido el resultado? ¿Por qué merece leerse después de tantos años, siglos muchas veces? De todos modos, no he seleccionado ni un solo poema que no tuviera para mí un valor indiscutible así que la mayor limitación de la selección y de mis comentarios siguen siendo mis propios gustos. Sirvan estas líneas como aviso al lector al respecto.

    Por último, confío no haber limitado demasiado la variedad formal y temática. Reconozco que predominan los poemas de amor clásico en métrica italianizante y acaso demasiados sonetos. Me he esforzado por dar cabida también a las temáticas elegiaca y religiosa, al amor familiar, a la poesía lúdica, a las invectivas y a los poemas-objeto e incluso a algún largo poema reflexivo, con la sola limitación de 100 versos. De todos modos, la sabia combinación de catorce versos de once sílabas en cualquiera de sus múltiples variaciones parece configurar un objeto poético privilegiado para la selección y el comentario. Tendría que disculparme también a este respecto. No lo haré, sin embargo, sobre la más obvia crítica que puede hacerse a todo este proyecto, la utilización de textos traducidos. Mi fe, por muy interesada que sea, en las buenas traducciones, forma parte esencial de toda mi Historia de la Literatura Europea. [E. G.]