LOS VIAJES DE GULLIVER: SÁTIRA Y MISANTROPÍA

    Aunque se la ha considerado con frecuencia y sobre todo en la actualidad como una obra infantil, en Los viajes de Gulliver su autor, Jonathan Swift, deseaba en realidad presentar una sátira feroz de la sociedad inglesa y europea de su época y una crítica general de la condición humana, camufladas en la forma inocente de un libro de viajes por países pintorescos, un género bastante común en esa época en la que comenzaba a formarse el Imperio Británico.

    El texto se presenta como una narración en primera persona escrita por el supuesto autor Lemuel Gulliver, «al principio un cirujano, y luego un capitán de diversos barcos». El libro propiamente dicho está dividido en cuatro partes: el primero narra el viaje a Lilliput, el país de los enanos, entre 1699 y 1702; el segundo, el viaje a Brobdingnag, el de los gigantes, entre 1702 y 1706; en el tercero, entre 1706 y 1710 Gulliver visita distintes regiones extrañas como la isla de Laputa, donde viven unos estudiosos incapaces de llevar a la práctica sus conocimientos, y en el cuarto, por último, vive de 1710 a 1715 en el país de los Houyhnhnms, habitado por caballos inteligentes y humanos salvajes.

    No se sabe cuándo comenzó exactamente Swift a escribir Los viajes de Gulliver. Su correspondencia informa de que su composición se había iniciado hacia 1720 y que fueron escritas primero las partes I y II, luego la parte IV en 1723 y la parte III, por fin, en 1724, con correcciones posteriores hasta que, en 1726, finalmente, la novela fue publicada en Londres. Sin embargo, por miedo a la censura el editor suprimió o modificó algunos pasajes y lo dio a conocer de forma anónima. El libro fue un éxito enorme y toda la primera edición se vendió en menos de una semana, por lo que de inmediato se sucedieron las imitaciones, parodias e interpretaciones. Finalmente, en 1735 se publicó la primera edición sin correcciones ni supresiones, que hoy se considera la editio princeps de la obra.

    Los viajes de Gulliver han sido considerados desde una sátira menipea hasta un cuento infantil pasando por un precursor de la ciencia ficción o una excepcional novela moderna. Publicada siete años después del exitoso Robinson Crusoe de Daniel Defoe, la obra de Swift puede ser considerada una refutación sistemática del optimismo de Defoe sobre la capacidad humana para el raciocinio y el progreso. De hecho, incluso el capitán que enrola a Gulliver en el tercer viaje se llama Robinson. Frente al optimismo antropológico de Defoe, en la obra de Swift hay una crítica sistemática tanto del progreso científico como de todos los regímenes políticos existentes entonces en Europa.

    Desde el punto de vista estructural, las diferentes partes que componen la obra siguen un patrón repetitivo. Al principio de cada viaje, las causas de las desgracias de Gulliver van siendo más y más trágicas. De igual modo, la perspectiva con la que el protagonista juzga a las diferentes sociedades que va conociendo se hace cada vez más dura conforme avanza el libro. Por último, el núcleo argumental de cada parte se configura como el reverso de la parte precedente: Gulliver es grande/pequeño // sabio/ignorante y las formas de gobierno que conoce son peor/mejor // peor/mejor que en Inglaterra. En cuanto a la visión general del ser humano que transmite la obra, en todas las sociedades que Gulliver conoce, aunque determinados individuos pueden ser buenos y él mismo llega a ser amigo de alguno de ellos, la raza en su conjunto es siempre mala.

    Como novela es también interesente el hecho de que el carácter de Gulliver progresa a lo largo del libro, evolucionando de un cierto optimismo bonachón al comienzo de la primera parte hasta una pomposa misantropía en el último libro. En este sentido Los viajes de Gulliver es una compleja novela moderna.

    En cuanto a la ironía, elemento fundamental para la expresión de la sátira en el estilo de Swift, el autor se sirve de un protagonista ingenuo que cree siempre todo lo que se le cuenta, sin percibir nunca significados profundos. Gulliver es un hombre honesto y da por hecho que los otros lo son también. A partir de aquí todo lo que Gulliver dice resulta discutible y en ocasiones ridículo porque el personaje no siempre comprende el significado de lo que percibe.

EDICIONES DIGITALES

    Edición inglesa: http://4umi.com/swift/gulliver/

    Edición alemana: http://www.zeno.org/Literatur/M/Swift,+Jonathan/Roman/Gullivers+Reisen

    Edición francesa: http://beq.ebooksgratuits.com/vents/Swift-Gulliver.pdf

    Edición castellana: http://www.portaluchile.uchile.cl/revistas/autor/swift/gulliver.pdf