EN BUSCA DEL TIEMPO PERDIDO: LA RECONSTRUCCIÓN LINGÜÍSTICA DE LA VIDA INTERIOR

     En busca del tiempo perdido (À la recherche du temps perdu) es una novela del francés Marcel Proust, escrita entre 1908 y 1922, que consta de siete partes publicadas entre 1913 y 1927.

  • Por el camino de Swann (editado en 1913, y luego modificado en 1919)
  • A la sombra de las muchachas en flor (1919, premio Goncourt ese año)
  • El mundo de Guermantes (1921–1922)
  • Sodoma y Gomorra (1922–1923)
  • La prisionera (1925)
  • La fugitiva (1927, a veces llamada Albertine desaparecida)
  • El tiempo recobrado (1927).

     En el primer volumen se encuentra el famoso fragmento en el que Proust revive literariamente un episodio de su infancia, mientras toma una magdalena mojada en el té. Estas líneas se han convertido quizá en las más conocidas de Proust y reflejan el tratamiento que hace Proust de la memoria involuntaria a lo largo de toda su obra. Esta experiencia del «tiempo puro», configurará la estructura de la novela hasta su tomo final, cuando la misma experiencia de evocación de la magdalena se repita en otras formas y a partir de otros estímulos, y lleve al narrador y a los lectores al mismo instante de gestación que ha dado inicio a toda la saga. Así, la perspectiva no es sólo la de los distintos actores sino también la del autor, que se encuentra con el tiempo que pasa desde distintos ángulos: el punto de vista del presente, el punto de vista del pasado y el punto de vista del pasado tal y como lo revivimos en el presente.

     En Busca del Tiempo Perdido es la novela autobiográfica de un escritor prácticamente novel. Para comprenderla en toda su profundidad es necesario haberse informado sobre la vida del propio Proust: su infancia, sus amigos, sus estudios, su vida de dandy en ambientes mundanos, su familia... Prácticamente todos, sino todos, los personajes que aparecen en ella son transposiciones literarias reinventadas de personajes reales conocidos por Proust. También conviene conocer las relaciones que Proust mantuvo con los distintos miembros de su familia. Así, las figuras femeninas de su vida (la madre, la abuela, la tía…) son elementos centrales en la novela. Con estas figuras Proust mantuvo una relación especialmente estrecha durante su vida.

     La riqueza de esta novela se basa también en la diversidad de temas que interesan a Proust, y que son tratados de un modo más o menos exhaustivo: - El tiempo y sus efectos en la psique de las personas: edad, enfermedad, muerte. - Las relaciones sociales, las relaciones de entre clases sociales. - La lengua francesa, el lenguaje, la descripción del lenguaje según la clase social. - La amistad, la enemistad, la traición. - La vida de la alta sociedad, los diálogos... Por otra parte, es difícil recordar a un autor anterior a Proust que haya escrito tan intensamente sobre la homosexualidad, masculina y femenina. Ello le confiere una gran modernidad para la época en que fue escrita.

     Su estilo es muy especial y se compone de frases muy largas que resultan extrañas en francés. Sus contemporáneos aseguran que de hecho, se trataba prácticamente del modo en el que el autor hablaba. Es un estilo complejo, barroco, repleto de comparaciones y metáforas, sumamente refinado y culto. El autor no solamente vierte su gran complejidad psicológica en la narración, sino que tampoco duda de impregnarla con su vasta cultura y salpicarla con numerosas citas y alusiones a otras obras, lugares y personajes históricos.

     La frase proustiana es también de una gran belleza poética. El uso de metáforas, símiles y comparaciones es abundante, y comunica visiones y relaciones de la realidad sorprendentes. Ello, unido a su magistral uso de la digresión y su representación de los diálogos (de una gran sutileza psicológica y descriptiva) hace que el ritmo de la lectura de la novela sea bastante complejo y demorado.

     En nuestros días, se han reconocido las notables proximidades entre Proust y el impresionismo, y él mismo confiesa las similitudes entre su proyecto estético y esta tendencia particular de la pintura cuando en el tomo de A la sombra de las muchachas en flor articula un personaje que es pintor y se guía por principios de creación parecidos.

 

EDICIONES DIGITALES

     TEXTO FRANCÉS: http://alarecherchedutempsperdu.org/

     TRADUCCIÓN INGLESA: http://ebooks.adelaide.edu.au/p/proust/marcel/

     TRADUCCIÓN ESPAÑOLA: http://www.librosgratisweb.com/html/proust-marcel/