I. B. SINGER: EL NAUFRAGIO DEFINITIVO DE LA EUROPA JUDÍA

     Isaac Bashevis Singer nació en Polonia, en un pueblo cercano a Varsovia, que entonces pertenecía al Imperio Ruso, en 1902. Su padre era un rabino hasídico y su madre también era hija de un rabino. En 1908 la familia se trasladó al barrio judío de Varsovia, donde también su hermano ejerció de rabino. Este ambiente familiar previo a la I Guerra Mundial es fundamental en muchas obras de Singer.

     En 1917, a causa de la guerra la familia se dispersó. Singer fue con su madre y su hermano pequeño a Bilgoraj, una aldea tradicional judía, donde sus tíos maternos también eran rabinos. En 1921 regresó a Varsovia donde entró en un seminario judío, que abandonó pronto para dedicarse al periodismo literario. En 1935 emigró a los Estados Unidos, separándose de su primera mujer Runia, y de su hijo Israel, nacido en 1929, y con el que ya no se reencontró hasta 1955 en Palestina. Singer se asentó en Nueva York, donde trabajó como periodista. En 1938 conoció a Alma Wassermann, una judía alemana, con la que se casó en 1940. Recibió el Premio Nobel de Literatura en 1978 y murió en 1991 en Florida.

     Singer publicó su primera novela, Satan en Goray, en 1935. Se trata de una novela histórica sobre unos pogromos en Polonia en el siglo XVII. Su primer éxito lo obtuvo con la publicación de La familia Moskat, escrita en honor de su hermano, muerto en 1945, deportado en la  Unión Soviética . Sus obras las escribía primero en yiddish y luego las traducía al inglés, en una versión que para él era el “segundo original”. Sin embargo, muchos de los originales yiddish anteceden en un par de décadas a las traducciones inglesas. En realidad, Singer creía que, aunque la Polonia judía había desaparecido, todavía quedaba cierto espíritu que había sobrevivido, y que él conservaba en sus narraciones en yiddish. Singer escribe acerca de todos los temas con una mirada compasiva sobre el ser humano: la homosexualidad femenina, el travestismo o los rabinos corrompidos por el demonio. En estas novelas y cuentos, que arrancan de su propia vida, pone su mirada también en los sufrimientos de los demás.

     Entre las influencias de Singer descaca la novela realista francesa y rusa del XIX, Dostoievski, Tolstoi, Maupassant, Chejov... Entre sus contemporáneos estuvo muy influenciado por Knut Hamsun, algunas de cuyas obras tradujo, y por Thomas Mann, de quien tradujo La montaña mágica al yiddish de joven. Otro aspecto fundamental para su literatura es su vida familiar, sobre todo su estancia en Bilgoraj. Las relaciones familiares forman el tema central en obras como La familia Moscat y otras, que recuerdan Los Buddenbrooks, de Mann.

     Muchos críticos consideran que la mayor aportación de Singer a la literatura tuvo lugar en el campo de los relatos cortos, en los que sus mayores influencias son Chejov y Maupassant. De éste, hereda un fino sentido del drama: las historias de Singer provocan un apasionamiento visceral en el espacio de una pocas páginas. De Chejov, Singer tomó su habilidad para dibujar personajes de una enorme dignidad y complejidad en poco espacio.

 

PRINCIPALES OBRAS

Novelas:

     Satán en Goray (1935)

     La familia Moskat (1950)

     Enemigos, una historia de amor (1972)

     Shosha (1978)

     Meshugah (1994)

     Sombras en el Hudson (1997)

 

Colecciones de cuentos

     Gimpel el loco y otras historias (1957)

     El Spinoza de la calle del mercado (1963)

     Un amigo de Kafka y otras historias (1970)

     Los locos de Chelm y su historia (1973)

     Una corona de plumas y otras historias (1974), premiado con el National Book Award de ficción.

 

Literatura juvenil

     Cuando Shlemiel fue a Varsovia y otras historias (1968)

     El Golem (1969)

     Yentl, el muchacho de la Yeshiva (1983)