MOLIÈRE: LA COMEDIA CLÁSICA EUROPEA

     Jean-Baptiste Poquelin, llamado Molière, nació en París en 1622. Era hijo del tapicero real, al que llegó a sustituir en su empleo, pero pronto se relacionó con la familia de comediantes Béjart. En 1643, Jean-Baptiste firmó con los Béjart el acta de constitución del Ilustre Teatro. La directora será Madeleine Béjart, de la que el escritor se enamorará y a la que sucederá un año después, ya con el sobrenombre de Molière. Tras varios fracasos, Molière fue encarcelado por deudas, tras lo cual dejó París y se convirtió en actor durante cinco años. En esta época se formó en el oficio de actor y dramaturgo, escribiendo su primera comedia, El atolondrado.

     Al volver a París, protegido por Monsieur, hermano del rey, interpretó ante Luis XIV una tragedia, que aburrió, y una farsa, que divirtió. Molière tenía un gran talento cómico; su voz y su mímica desencadenaban las risas. Pronto la compañía alcanzó una reputación inigualable en lo cómico y el rey los instaló en el Petit-Bourbon, en donde actuaba alternándose con una compañía italiana. La primera de las grandes comedias de Molière, Las preciosas ridículas, consiguió un éxito enorme y confirmó el favor del rey, que trasladó a la compañía en 1660 al Palacio Real.

     En 1662, Molière se casó con Armande Béjart, hermana de Madeleine, que tenía unos veinte años menos que él. El mismo año abordó un tema poco corriente en su época, la condición de la mujer, en la comedia La escuela de las mujeres, que fue un gran éxito. Los devotos y beatos, que consideraban a Molière un libertino y temían la influencia que ejercía sobre el rey, declararon obscena e irreligiosa esta obra. Además, la protección del rey despertó celos en otras compañías teatrales, ya que en 1664 se nombró responsable de las diversiones de la corte a Molière. Éste puso en marcha Los placeres de la Isla encantada y representó La princesa de Élide, en donde mezclaba texto, música y danza, y recurría a máquinas sofisticadas. Ese mismo año Molière escribió Tartufo, en la que denunciaba la hipocresía religiosa. El escándalo que se levantó entre los beatos fue de tal calibre que el rey prohibió durante cinco años la obra. Pese a ello, poco después, la compañía se convirtió en la Compañía Real.

     Durante los dos años siguientes, Molière enfermó. Actuó de modo irregular, pero siguió escribiendo, en especial El misántropo, en la que expresa su amargura tras su separación de Armande, y El médico a palos. Trató entonces de volver a representar Tartufo con otro título, pero al día siguiente se prohibió la obra. La prohibición sobre el Tartufo se levantó finalmente en 1669 y entonces la obra alcanzó un enorme éxito.

    Su última obra es El enfermo imaginario. Sufrió un ataque en el curso de la cuarta representación y murió en su domicilio, sin renegar de su profesión de actor, considerada inmoral por la Iglesia. Bajo la ley francesa de aquel tiempo, no estaba permitido que los actores fueran enterrados en el terreno sagrado de un cementerio. Sin embargo, la viuda de Molière, Armande, le pidió al rey que su cónyuge pudiera tener un funeral normal aunque por la noche. El rey accedió y Molière fue enterrado en la parte del cementerio reservada a los infantes no bautizados.

     Entre las influencias de Molière podemos citar las comedias de Plauto y Aristófanes. El avaro, en concreto, se inspira en un personaje de la Aulularia plautina.

 

PRINCIPALES OBRAS

  • Las preciosas ridículas (Les précieuses ridicules, 1659).
  • La escuela de las mujeres (L'École des femmes, 1662).
  • Tartufo (Tartuffe, 1664).
  • Don Juan (Dom Juan, 1665).
  • El misántropo (Le Misanthrope, 1666).
  • El médico a palos (Le Médecin malgré lui, 1666).
  • El avaro (L'Avare, 1668).
  • El burgués gentilhombre (Le Bourgeois gentilhomme, 1670).
  • El enfermo imaginario (Le Malade imaginaire, 1673).