Th. FONTANE: REALISMO PRUSIANO PARA ALEMANIA

    El novelista alemán Theodor Fontane nació en una pequeña ciudad prusiana en 1819, en una familia de farmacéuticos descendientes de hugonotes. Durante la infancia del futuro escritor, su padre dilapidó su patrimonio en el juego y la familia hubo de trasladarse a vivir a un puerto del Báltico mientras el joven Theodor se veía obligado a instalarse en Berlín en casa de un tío suyo para continuar con su formación académica. En la capital de Prusia estudió durante algunos años en una escuela técnica, pero a partir de 1836 hubo de compaginar sus estudios de farmacia con su trabajo en una botica. Casi al mismo tiempo, Fontane publica su primer relato, Amor fraterno, y algunas poesías. De este modo, a la vez que se establece en la nueva farmacia de su padre, se va introduciendo, aunque sin demasiado éxito, en los círculos literarios prusianos.

    En 1847, de nuevo en Berlín, Fontane concluye por fin sus estudios y obtiene el título de farmacéutico. Al año siguiente, durante las jornadas revolucionarias de marzo de 1848, toma partido por los liberales sublevados llegando a luchar en las barricadas, y publica todo tipo de textos de contenido político radical en los periódicos democráticos. Estos acontecimientos marcaron profundamente su biografía, sobre todo porque al año siguiente decidió abandonar definitivamente su trabajo de farmacéutico e intentar ganarse la vida como escritor en un periódico de izquierdas, el Dresdner Zeitung.

    En 1850 Fontane se casó con Emilie Rouanet-Kummer, también de origen francés. En un primer momento, la pareja padeció graves problemas financieros, hasta que el escritor encontró trabajo en la Centralstelle für Preßangelegenheiten, órgano de los servicios secretos prusianos, que tenía como una de sus principales funciones promocionar la unidad alemana. Por entonces y como parte de su trabajo, el escritor comienza una serie de viajes a Gran Bretaña, donde residirá ocasionalmente, sobre todo entre 1855 y 1859. Gracias a ello Fontane es el primer alemán en informar, en sus Artículos ingleses, sobre el movimiento artístico de los Prerrafaelitas ingleses. También se dedicó con cierta asiduidad a la literatura de viajes, en una serie de obras entre las que destacan sus Paseos por la Marca de Brandeburgo, cuya primera versión, con otro título, se publicó como volumen independiente en 1861.

    Por esos años, completando su giro ideológico hacia posiciones conservadoras, comenzó a escribir para un periódico conservador, la Nueva Gaceta Prusiana, entre cuyos fundadores se encontraba el canciller Otto von Bismarck. Allí trabajó hasta 1870, cubriendo, por ejemplo, la guerra de Prusia contra Dinamarca de 1864. En 1870, esta vez en plena guerra franco-prusiana, Fontane visitó París, siendo arrestado como espía enemigo, lo que motivó la intervención del propio Bismarck para que fuera liberado. Por último, tras una serie de nuevos viajes por Europa en la década de los 70, Fontane, que para entonces tenía ya más de 50 años, decide dejar de escribir para los periódicos y vivir de sus creaciones como escritor independiente. A partir de ese momento, convertido ya en el escritor alemán más famoso de la época, va a seguir publicando con éxito hasta caer enfermo, en 1892, de una grave isquemia cerebral. Pese a todo, Fontane todavía se recuperó, consiguió dar fin a Effi Briest, su obra maestra, e incluso publicar buena parte de sus memorias antes de morir en 1898.

    Fontane es considerado el más eminente representante del realismo alemán de la segunda mitad del siglo XIX. En sus novelas consigue caracterizar de una manera magistral a sus personajes, así como el ambiente de la época y la forma particular de expresarse de las diferentes clases sociales, sobre todo de la burguesía funcionarial prusiana y de la pequeña nobleza alemana. Son típicas sus conversaciones mundanas, propias de círculos restringidos pero a través de las cuales se desvelan los verdaderos intereses de los personajes, incluso contra su propia voluntad. En sus novelas, Fontane introduce un buen grado de crítica social a partir de la reflexión sobre el comportamiento de los individuos. Por otra parte, su estilo está atravesado por una ligera vena de humorismo, en consonancia con el hecho de que la mayor parte de sus novelas más significativas las escribió con más de sesenta años. Esto se refleja, además, en la benévola distancia crítica con que el autor aborda los conflictos amorosos de sus personajes.

 

PRINCIPALES OBRAS

 

    1862–88: Viajes por la Marca de Brandeburgo, libro de viajes.

    1866: La guerra de Schleswig-Holstein de 1864, libro de viajes.

    1882: La Adúltera, novela.

    1894: Mi infancia, autobiografía

    1896: Effi Briest, novela.

    1898: De los veinte a los treinta, autobiografía.