K. J. ERBEN: LA RECUPERACIÓN DEL FOLCLORE CHECO

    Karel Jaromír Erben nació en  1811 en Miletín (Bohemia), que formaba parte entonces del Imperio Austriaco. En 1831 se trasladó a Praga, donde estudió filosofía y legislación antigua. Comenzó a trabajar en el Museo Nacional con František Palacký, el más influyente historiadores checo de su época, en 1843. Muy implicado en la vida cultural de Bohemia, llegó a ser editor de un periódico de Praga en 1848 y dos años más tarde, en 1850, ocupó el cargo de secretario del archivo del Museo Nacional. Murió en 1870 de tuberculosis.

    Erben desarrolló sus tareas intelectuales como historiador, poeta y escritor. Sus primeras publicaciones se centraron en la recopilación lírica popular eslava. Entre 1842 y 1845 publica su recopilación de Canciones populares checas, que contiene 500 composiciones, y todavía fue ampliada en 1864 con el título de Canciones y refranes populares checos. En estas dos colecciones se ha conservado buena parte del folclore checo. El punto de partida de la tarea recopilatoria y creadora de Erben es la teoría mitológica de los hermanos Grimm, que interpretaban el folclore como expresión de antiguas creencias religiosas y, como su maestro Palacký, Erben se caracterizó por su liberalismo y su paneslavismo, de tal manera que la tarea de recuperación del folclore regional se manifiesta en su obra como una defensa del nacionalismo popular eslavo. Todavía en 1905 se publicaron de forma póstuma sus Cuentos checos, en los que reelaboraba el material folclórico según la estética y la moral de la época, a la manera de los hermanos Grimm.

    Sin embargo, la obra por la que se hizo famoso fue su colección Kytice (Ramillete [de leyendas populares]) del año 1853, que contiene baladas de creación propia inspiradas en temas folclóricos y tradicionales. En esta obra Erben demuestra ser más que un buen imitador del folclore pues sus poemas son creaciones nuevas tanto por su contenido como por su estilo. De hecho, en sus baladas Erben combina la descripción, la narración y el diálogo de un modo impensable en la tradición oral. Su éxito posibilitó una segunda edición en 1861 y Kytice se convirtió en uno de los libros preferidos por los lectores checos y en una influencia notable para escritores posteriores como Jan Neruda.

 

PRINCIPALES OBRAS

     Canciones populares checas (1842–1845).

     Ramillete de leyendas populares (1853, edición ampliada de 1861).

     Canciones y refranes checos (1864).

     Selección de cuentos y leyendas populares de otras ramas eslavas (1869).