W. von der VOGELWEIDER: EL MÁS GRANDE MINNESANG

 

    Walther von der Vogelweide es el poeta lírico alemán más célebre de la Edad Media. Pese a ello se ignora dónde nació ya que el topónimo Vogelweide –pajarera, lugar donde se crían los pájaros- era bastante común en el Imperio. Habitualmente, se suele situar su nacimiento en el ducado de Austria, por su vinculación biográfica con Viena y sus modismos danubianos.

    De acuerdo con sus propios poemas, en su juventud aprendió a componer en Austria, donde frecuentó la corte del duque Federico I de Babenberg hasta la muerte de este príncipe en 1198. En 1200, tras haber viajado mucho por Europa y haber tenido éxitos efímeros en varias cortes reinantes como la de Felipe de Hohenstaufen, compuso un panegírico con ocasión del nombramiento como caballero del duque Leopoldo VI, de nuevo en Viena. También se conoce su estancia en la corte del landgrave Hermann I de Turingia gracias a las referencias que de él incluye Wolfram von Eschenbach en algunas de sus obras.

    Poco después, la carrera literaria de Vogelweide se vincula a la de Othon IV, coronado emperador por el papa Inocencio III en 1209, tal y como muestran los “cantos de Othon” compuestos en la dieta de Francfort de 1212. Sin embargo, en ellos el poeta incluye una dura critica a la avaricia de Othon y muestra su desconfianza hacia él, lo cual anuncia su alianza con el rival del monarca, Federico II de Hohenstaufen. De hecho, Walther obtuvo de este último príncipe un dominio feudal que le liberaba de la obligación de ir tras los mecenas como un pedigüeño, lo cual no le impidió quejarse continuamente del pobre valor de su posesión.

Vogelweider todavía aparece en la corte de Viena en diferentes ocasiones, siendo su último poema fechable su Elegía, en la que llama a la caballería europea a tomar parte en la VI Cruzada en 1228, al mando del emperador Federico II. Walther von der Vogelweider murió poco después, a lo más tardar en 1230.

    En su poemas morales trata muchos temas políticos tanto en relación con las luchas por el poder imperial como con la exhortación a la cruzada, tomando partido sistemáticamente a favor del Imperio y contra el Papa. Otro tema recurrente es el del mecenas avaro, que no saber retribuir al poeta en la medida de su talento.

    Las poesías líricas de Walther von der Vogelweider tuvieron una gran fama entre sus contemporáneos y sus sucesores y se han conservado en numerosos manuscritos. Sin embargo, sus composiciones amorosas, minnesang, parecen ser obras de juventud porque en ellas le falta todavía una perfecta maestría y es notoria la influencia de otros minnesänger de la primera época, principalmente las canciones de Hohe Minne (fin´amors), de las que Reinmar de Haguenau es el principal representante y que se encontraba en Viena hacia 1195. Las canciones más famosas de Walther von der Vogelweider tienen como tema el amor por una dama cuyo estatus social claramente es plebeyo. Según el punto de vista de sus intérpretes estas canciones suelen incluirse en el subgénero de las «chansons de jeunes filles» (Mädchenlieder). Sin embargo, el género exacto de Under der linden, su canción más conocida, es controvertido ya que más bien posee los atributos de una típica pastoral, una joven modesta que se encuentra en el bosque con un amante cortesano, por lo que se aleja del ideal del amor cortés, en el que el amor nunca llega a los actos.

 

PRINCIPALES OBRAS

    Texto original: http://www.literaturwelt.com/werke/werke_w.html

    Interpretación musical: https://www.youtube.com/watch?v=yzXv7I-Zav8