PEIRE VIDAL: UN TROVADOR LEGENDARIO

 

    Pedro Vidal, nacido a mediados del siglo XII, es uno de los trovadores occitanos de los que menos datos fidedignos tenemos sobre su biografía ya que, debido a su baja extracción social, no hay apenas referencias contemporáneas a él fuera de sus obras. Por otra parte su Vida, una corta biografía occitana que antecede a la recopilación de sus poemas, fue compuesta unos 50 años después de su muerte y está plagada de informaciones legendarias; por otra parte dos Razós, cortos comentarios anónimos a poemas suyos concretos, son también probablemente obras de ficción literaria construidas a partir episodios de sus propios textos. Solo la línea inicial de la Vida es probable: Peire Vidal era de Tolosa e hijo de un peletero. La industria de la piel y el cuero estaba bien establecida en Toulouse, cerca de la iglesia de San Pedro, en el siglo XII. De todo lo demás, que se casó con una supuesta princesa griega y que dedicó el resto de su vida a reclamar el trono de Constantinopla haciéndose pasar por su legítimo heredero, no hay ninguna otra mención fuera de la mencionada Vida.

    Peire Vidal comenzó su carrera como trovador junto a Bernart Durfort en la corte del conde Ramón V de Toulouse hacia 1176. Continuó allí hasta 1190 cuando se buscó otro patrón tras una disputa con el conde. Algunos de sus primeros poemas están dirigidos a Vierna de Porcellet, una pariente del conde. En algunos poemas Peire, Vierna y Ramón incluso forman una especie de triángulo amoroso. Desde Tolosa, Pedro viajó a la corte de Alfonso II de Aragón, donde permaneció hasta la muerte del rey en 1196. Continuó visitando ocasionalmente la corte del hijo de Alfonso, Pedro II, y en la rivalidad entre los gobernantes de Toulouse y Aragón, el trovador occitano tomó partido por el rey de Aragón. Visitó también la corte del rey Alfonso VIII de Castilla en Toledo ocasionalmente hasta 1201 e incluso permaneció durante un tiempo en la del rey Alfonso IX de León, donde la lírica galaico-portuguesa competía con la occitana. Entre los patronos menores de Peire estuvieron Guillermo VIII de Montpellier y su mujer, la princesa bizantina Eudoxia Comneno. También visitó, por último, la corte de Narbona pero aunque la vizcondesa de esa ciudad, Ermengarda, era una famosa patrona de trovadoras, como Azalais de Porcairagues, nos hay indicaciones de que retuviera a su lado a Peire Vidal o de que él le escribiera canciones.

    De las cuarenta y cinco composiciones suyas que han llegado hasta nosotros, se nos han conservado las melodías de doce, que justifican la gran reputación musical que alcanzó su obra ya en su época.

 

PRINCIPALES OBRAS

    Texto original: http://www.trobar.org/troubadours/peire_vidal/

    Interpretación musical: https://www.youtube.com/watch?v=VhbjvTWReYM