BERNAT DE VENTADORN: UN TROVADOR CLÁSICO

 

    Bernard de Ventadour, más conocido en antiguo occitano como Bernat de Ventadorn, nació hacia 1125 en Ventadour, en el Limousin, y murió tras entrar en religión hacia 1200 en la abadía, también lemosina, de Dalon. Su vida romanceada, sacada de vidas escritas medio siglo más tarde por Uc de Saint-Circ, le hace hijo de un hombre de armas y de una panadera del castillo de Vantadour, hoy en el departamento de Corrèze. De todos modos parece que quizás no fuese de origen tan modesto sino, en realidad, el bastardo de un gran señor como el propio Guillermo IX de Aquitania. En cualquier caso, está claro que fue discípulo de su señor, el vizconde Ebles II Lo Cantador, otro gran señor del Languedoc interesado por la poesía, que le instruyó en el arte de la composición trovadoresca. De este modo, ya en su primera juventud, Bernat habría compuesto sus primeras cançós como homenaje poético para la vizcondesa de Ventadour Margarita de Turena, mujer de Ebles III, heredero del vizcondado. Estos poemas de amor, a la larga, le habrían valido ser expulsado del castillo por el nuevo vizconde, celoso de los sentimientos expresados por el poeta hasta el punto de encerrar a su esposa acusándola de adulterio.

    De allí Bernat se dirigió a Montluçon, en Auvernia, y después a Toulouse. En su peregrinar como trovador fue acogido por fin en la corte de Leonor de Aquitania, ya reina de Francia, de la que se enamoró. Por ello cuando, tras anularse su matrimonio con Luis VII, en 1152 Leonor se convirtió en la esposa de Enrique II Plantagenet, rey de Inglaterra, duque de Normandía y conde de Anjou y Bernat la siguió a su nueva corte anjevina. Sin embargo, cuando los reyes se trasladaron a Gran Bretaña, Bernat permaneció en el continente, pasando al servicio de Raimundo V de Toulouse, de nuevo en el Languedoc. Aunque su biografía lo presenta componiendo también en Narbona por estas fechas, al final de sus días, tras la muerte del conde en 1294, entró como monje en la abadía de Dalon, cerca de su lugar de nacimiento, abandonado la creación artística.

    Las 45 composiciones líricas de Bernat de Ventadorn que han llegado hasta nosotros son complejas y sofisticadas, llenas de sentimientos personales y también de alusiones a personajes históricos como el rey de Inglaterra o el conde de Tolosa. Está considerado uno de los mejores músicos de su tiempo y figura entre los más grandes poetas del amor en lengua de oc.

 

PRINCIPALES OBRAS

Texto original: http://www.trobar.org/troubadours/bernart_de_ventadorn/

Interpretación musical: https://www.youtube.com/watch?v=jkp2GHBRUiQ&index=17&list=RDn2lEGjnXT4k